Ventajas de los servicios de una agencia de marketing y comunicación frente a un empleado

La ventajas que tiene una agencia frente a un empleado parten de diferentes proposiciones:

Costes: la accesibilidad de contratar una agencia con trabajadores independientes siempre resulta más asequible que disponer de un empleado propio, y las responsabilidades que ello conlleva se difuminan totalmente ya que una agencia funciona como un departamento externo que siempre sirve como apoyo en cualquier caso. 

Jerarquía: el poder de decisión contratando una agencia frente a un empleado parte de la visión multidisciplinar, ya que permite disponer de distintos empleados para diferentes tipos de situaciones. No todas las demandas de información o comunicación tienen un mismo perfil, y no todos los empleados ni las personas son iguales. Al disponer de un departamento externo es posible recurrir a profesionales especializados en diferentes áreas como un diseñador gráfico, un consultor de negocio, un analista de tendencias o un especialista en social media.

Experiencia:  una agencia está acostumbrada a trabajar con diferentes tipos de clientes y empresas, tiene una perspectiva integral del mercado y resulta más proactiva a la hora de  desarrollar proyectos relevantes para su empresa. Además, como expertos en comunicación, explotan el factor relacional en búsquedas de contactos o clientes.

Creatividad: una plantilla externa de una agencia aporta una visión desde fuera que sirve de feedback para los empleados de una empresa, ya que se obtiene una visión global de los servicios y las oportunidades del mercado o nuevas tendencias. Una agencia externa también funciona como consultoría permanente, y cualquier duda o problema de comunicación puede resolverse de manera mucho más rápida y eficaz.

Flexibilidad: existen determinadas tareas de comunicación que necesitan adaptar un proyecto a mayores costes operativos o una demanda de trabajo en amplias dimensiones, como puede ser ampliar un esfuerzo comunicativo de un servicio, lanzar varios servicios a la vez o gestionar grandes eventos. En este caso contar con un empleado puede limitar el campo de actuación de una empresa, mientras que al contar con una agencia se dispone de la escalabilidad y elasticidad suficiente para recurrir a más empleados al frente de varias tareas en momentos determinados.

Si consideramos las siguientes variables, contratar un departamento externo puede solucionar cualquier necesidad comunicativa con un equipo de profesionales que se adhieren a su empresa como una baraja de opciones, sin necesidad de delegar esa responsabilidad en una sola carta.


Si te has quedado con ganas de más, ponte en contacto con el autor.

Fran Pérez Ureña (@franperezAMM)

Marketing y tendencias sociales – Agencia Creativa

f.perez@agenciacreativa.net