Productividad, esa gran desconocida.

Nos bombardean constantemente con esa palabra, la puedes leer en cualquier sitio y de alguna manera, te grita habitualmente cuando crees que puedes estar relajado. Sin duda es una palabra conflictiva y muy agresiva que deja sin sueño, literalmente, a más de uno.

Desde Creativa os proponemos algunos consejos y recursos que realmente pueden optimizar vuestro día a día:

  • Organiza tu horario a base de micro-objetivos:

-Llevas escuchando toda tu vida lo importante que es organizarse a través de un horario bien ordenado y clasificado, pero por norma general, suele terminar en el cajón de tu mesilla.

La mejor forma de establecer un horario que puedas cumplir es marcar una serie de objetivos diarios progresivos según avanzan los días, a medida que cumples esos pequeños objetivos, el resultado empieza a ser óptimo.

Una buena idea para este proyecto es utilizar la aplicación AnyDO 

Delimita tu autocrítica y tus posibilidades.

Si bien es cierto que nada es imposible, podemos aseguraros que todo si que lo es

Las personas tenemos una concepción demasiado mitificada sobre nuestro trabajo y  nuestras posibilidades diarias. El mayor índice de fracaso se concede a aquellos que se marcan unas tareas que, aunque posibles, en el alcance de tiempo que se plantean, resulta imposible, por lo que tiende a perderse el rumbo de la iniciativas.

Ser honestos con nuestro álter ego y crear una rutina específica de opciones reales en las que podemos ser competentes es una máxima a la hora de poder optimizar la productividad de un calendario profesional y personal.

Existe una app en desarrollo que ya puedes empezar a trabajar llamada ‘iCoherencia’, te la puedes descargar en cualquier espacio de reflexión en el que te mires al espejo.

Organiza tu tiempo de descanso

Una vez tenemos claro el proceso para aumentar nuestra productividad solemos olvidar quizás lo más importante y aquello que dejamos libre al azar la mayoría del tiempo, hablamos del descanso.

Cada día encontrarás un excesivo número de personas que conocen como rentabilizar su tiempo de trabajo pero no son capaces de organizar una jerarquía de su relativamente corto ‘tiempo libre’Una de las tareas más importantes a llevar a cabo para poder aumentar nuestros patrones de rendimiento es el hecho de tener claras aquellas pautas de descanso, aunque sea desconectando un mínimo de 15 o 20 minutos cada dos horas

Mejorando nuestra conducta de descanso optimizamos nuestro tiempo de trabajo y os aseguramos que vuestro estado de humor se verá recompensado.