Las 2 grandes tendencias del eCommerce

El comercio electrónico ha crecido tanto en 2013 que ha superado las expectativas de todos. Con pasos de gigante, el eCommerce se está convirtiendo en una de las más grandes formas de comunicación y actividad empresarial en desarrollo. Y es que la aceptación mundial de internet y la consiguiente globalización ha afectado también a las tendencias mundiales del comercio electrónico, ya que el marketing online y las ventas en ese medio han subido como la espuma y a día de hoy son un gran pilar en la economía mundial.

Internet tiene un gran potencial, y ésto ha llevado a las empresas a cambiar su forma de hacer y a idear nuevas formas de enseñar sus productos o servicios al mundo.

En este sentido, si miramos al futuro próximo del Comercio Electrónico, se observan principalmente dos tendencias: la personalización y la movilidad, pero, ¿qué son?

Personalización

La personalización no es un concepto nuevo, pero su uso creciente y aceptado por el usuario muestra que es una de las tendencias mejor vista en el comercio electrónico mundial.

Así, la información que los consumidores comparten en internet con los comercios o tiendas, como la edad, el estilo de vida, el número de hijos y su edad, la situación social, o la ubicación se utilizan para personalizar el trato, las ofertas, e incluso las aplicaciones.El disponer de esa información supone para el vendedor una útil información para ofrecer al potencial cliente una experiencia comercial relevante y valiosa.


Movilidad

La otra gran tendencia del comercio electrónico mundial supone la incorporación del uso del smartphone entre los compradores online. El diseño de su página web responsive o el desarrollo de aplicaciones para Android o iPhone es algo básico, y ya no es suficiente.

En 2013 el consumidor se ha volcado por completo en el uso de teléfonos móviles y tablets, exigiendo mejores contenidos adaptados en función de la ubicación geográfica y el idioma. Así, el potencial cliente espera recibir ofertas especiales y otros elementos específicos de la plataforma que usa, pretendiendo incorporar esta forma de comprar a su estilo de vida.

Es un hecho que la incorporación de un negocio a Internet aumenta las vistas de su “escaparate”, el número de potenciales clientes y las ventas. La venta online permite globalizar la imagen de marca mejorando su reconocimiento, y ofrecer sus productos o servicios a un mayor número de clientes, y ello ha ayudado a reducir la brecha entre las empresas y los consumidores.

Para las empresas es un Must, una necesidad inminente el ocupar su espacio en internet y conseguir un pedazo de ese pastel de rápido crecimiento que es el comercio electrónico.