El Contrato Social Digital

“Existe la idea de que el ser humano en algún instante de su historia transitó desde un estado natural hasta un estado político”

John Locke

En mayor o menor medida, todos los usuarios conocemos el orden contractual cívico que obtenemos en sociedad para interactuar los unos con los otros, respetando los derechos de cada persona y legitimando un poder político, pero en el mundo digital el valor de las opiniones y la forma de actuar en comunidad ha roto casi todos los esquemas de comunicación anteriormente conocidos.

Llevamos más de 10 años construyendo nodos y relaciones con nuestros clientes y con el usuario medio, observando que ese flujo de interacciones sociales ha cambiado hasta un extremo inimaginable.

Si bien las comunidades han adoptado un conjunto de ritos y acciones que ya habíamos interiorizado en conjunto, viene la era digital y en menos de dos décadas rompe la esfera contractual y modifica el rumbo de la comunicación social, y todos aún con estos pelos.

Nadie aún ha delimitado el contrato digital, por muchas barreras que conozcas y por muchos frentes que se impongan, a internet nunca le han gustado las fronteras, por eso creemos en este negocio de forma global y por ello sabemos como poder ayudar a cualquier cliente a expandirse sobre su idea o proyecto, sea regional, nacional o internacional, porque a nosotros, tampoco nos gustan las fronteras, es por ello por lo que seguimos promoviendo e innovando toda clase de iniciativas a escala mundial.

Entendiendo que la zona de confort en la que vivíamos ha sido distorsionada, y que cualquier negocio, desde un proyecto personal, hacia una pyme, hasta cualquier multinacional requiere visibilidad en internet para relacionarse en este ecosistema, nos planteamos este contrato digital como la coyuntura idónea para tu negocio en internet.

Este nuevo vínculo de opinión y acción social lleva trastocando año tras año nuestra opinión y la forma de crecer de las siguientes generaciones. Sin ir más lejos, según un reciente estudio de Pew Internet Research, ya existe un 73% de adultos que utilizan frecuentemente una plataforma social en internet, pero es que se ha registrado que un 42% de adultos ya utiliza el networking en multiplataforma, así que si ves a algún familiar que hasta hace poco no sabía pronunciar Whatsapp subiendo fotos a Instagram, no te sorprendas tanto, es el nuevo contrato digital.

La necesidad interna de los seres humanos es relacionarse y es una cualidad intrínseca, y no solo hablamos solo de la política de los ‘likes’, hablamos de como relacionarse con los clientes actuales y los potenciales. Compartir en internet es una de las grandes influencias del nuevo orden social y por eso sabemos que esa necesidad creada por naturaleza puede ser el comienzo y la repercusión de cualquier proyecto o negocio en la red.

Parece que el duelo generacional entre adictos al mundo digital y el mundo anacrónico ya no forma una diferencia real, por fin entendemos que el escenario digital absorbe poco a poco a la vida real, y que cualquier marca, personal o corporativa, necesita ser, estar y parecer en este plató digital en el que cualquiera puede lograr un nivel de reputación rentable en internet y una imagen importante en la escena física.