5 razones para No contratar una Web Low Cost

De un tiempo a esta parte, prolifera la publicidad de empresas de desarrollo web que te ofrecen “el oro y el moro” a precios ridículos. Por eso no es de extrañar que algunos de nuestros clientes nos han hablado en varias ocasiones sobre las gangas del DIY de las webs (háztelo tú mismo) por módicos precios. Si, estamos hablando de 1&1 o Wix, plataformas online donde cualquiera sin conocimientos en programación puede hacerse una web.

Parece una tontería, pero cuando cualquiera de nosotros tiene un problema con su coche, o está enfermo acude a un mecánico o a un médico, es decir, a un profesional especializado que te ofrezca ciertas garantías.

Crear una web requiere conocimientos sobre diseño y desarrollo web, usabilidad, y SEO, entre otros.

Hoy os vamos a contar las razones por las que consideramos que es un error crear una web mediante ese tipo de gangas que os contaba:

  1. El servicio de atención al cliente es prácticamente inexistente. Si te das una vuelta por la red, proliferan las quejas en cuanto a su atención telefónica, operadores que te cuelgan el teléfono sin solucionar tu problema, minutos y minutos en espera, etc.

  2. Por cierto, su atención telefónica implica una llamada a un número 902, lo que conlleva para el cliente un gasto abismal cuando quiere resolver una duda relacionada con el proceso de creación de su web.

  3. El servicio técnico no es mejor que la atención telefónica, ¿más de 48 horas para responder ante un aviso? ¿que se repita siempre la misma respuesta por parte del servicio técnico cuando tienes un problema con el hosting? Si te lo puedes permitir, adelante.

  4. Las páginas creadas con 1&1 por ejemplo no están optimizadas para buscadores. Si buscas en google cualquier sector productivo o servicio, ¿cuántas páginas de los primeros resultados han sido realizadas con 1&1? Ya te lo digo yo, ninguna.

  5. Las web de 1&1 no son migrables a ningún otro entorno fuera de 1&1. Imagina que en un futuro quieres migrar a otro entorno porque tu negocio ha crecido y la web ya no se adapta a tus necesidades, pues la única solución pasaría por empezar de nuevo en la creación de tu web, no siendo aprovechable nada de lo que tenías anteriormente.  


Estas son sólo algunos de los inconvenientes de contratar una web low cost, si te das una vuelta por el señor Google podrás comprobar que son muchas las quejas.

La web de tu empresa es la imagen que ofrece al resto del mundo, por lo que no dejar esa tarea en manos de profesionales es un error. Lo barato sale caro, y una web no es un gasto, sino una inversión.